Premio

Compás del Cante

Reconocimiento al Arte Flamenco a través de la distinción y el recuerdo a artistas sin los que sería imposible escribir la historia del Flamenco
Cante, Toque, Baile

Cante

Hasta ahora, los distinguidos con el PREMIO "Compás del Cante" DEL Cante, toque, baile han sido:

@nodeName
COMPÁS DE CANTE 2002:
Galardón: Antonio Núñez Montoya , "Chocolate". Biografía.

Jerez, Cádiz. 1930

Glosa del ganador del XIX Comás del Cante. Por Julio Cuesta.

Al comienzo de los treinta, en la primavera, nace en Jerez de la Frontera Antono Núñez Montoya "Chocolate". Su padre, de Villamartín, su madre, del Puerto de Santa María.

Desde muy pequeño, vive en Sevilla. "Me siento sevillano... Soy de Jerez, pero me crié en Sevilla." Antonio mezcla, por tanto, en su alma la gracia de haber nacido en Jerez, con resonancias serranas de Villamartín y brisas saladas del Puerto, y el duende intimista de haberse criado en la Alameda de Hércules de Sevilla.

En los años treinta, Sevilla era un extraordinario caldo de cultivo del arte flamenco. La Cava de Triana, y la Alameda con sus bares y "reservados" acogían discutían y se divertían con el flamenco. Los Pavones, Manuel Vallejo, el Pinto, La Moreno, el Sevillano, El Niño Gloria, Caracol... como muchos otros que ya forman parte de la historia del Flamenco, eran los habituales protagonistas de aquellas reuniones, insuperables catedráticos de la universidad sevillana del Flamenco, en la que El Chocolate tanto aprendió y cuyas lecciones fue utilizando para dar formas a su fuerte y única personalidad cantaora.

Dicen las crónicas que los primeros escenarios favoritos de Antonio eran los aledaños de la Puerta de la Carne, donde cantaba sus fandangos y luego pasaba la bandeja para recibir la gracia del respetable. Su primera salida profesional fue en el Teatro Zorrilla de Melilla, con una compañía de variedades en la que también participaban el Niño de Azuaga y la Niña Castro. Más tarde fue contratado por el Casino de la Exposición en Sevilla con un sueldo fijo de 60 pesetas diarias, para dar posteriormente el salto al "corral de la Morería" en Madrid, acompañando por seguiriyas a su cuñado, el gran Farruco, también "Compás del Cante", que esta noche seguro que está rondando por aquí con la estatuilla, de la que tan orgulloso estaba, bajo el brazo.

De Madrid, pronto vuelve Antonio a Sevilla para encuadrarse en varias compañías, entre otras, con Lola Flores y con El Morao, con las que recorrió Europa, América y Japón, país éste donde es Antonio especialmente querido y admirado. En los años 60 con la aparición de los festivales, Antonio se convierte en un artista imprescindible con grandes actuaciones en solitario en las que deja permanente constancia de sus creaciones y de su pureza y honestidad con el cante, que siempre abordaba por derecho, con una personalidad propia y un eco en la voz absolutamente personal e inconfundible, de la que tan seguro se ha sentido siempre, hasta el punto que en una entrevista alguien se atrevió a preguntarle. Antonio, ¿has creado algún fandango? Existe un fandango del Chocolate? A lo que él sin dudar respondió: "Todo lo que yo he cantado es de mi creación".

Tanto trabajo y tanta categoría artística, y tanta creación le han ayudado a contar con una amplísima discografía y cosechar grandes premios, entre los que destaca ser II "Giraldillo del Cante", y muy recientemente, Medalla de Oro de Andalucía. No son muchos los artistas flamencos que acumulan un equipaje artístico tan amplio como Antonio Núñez "Chocolate, porque no muchos artistas flamencos han tenido un historial tan extenso y una vida artística tan larga y tan activa. Y sigue...

Esta es en breve, señoras y señores, la personalidad y la trayectoria artística de Antonio Núñez Montoya "Chocolate" a quien el Presidente dela Fundación Cruzcampo, Carlos Piñar, hace entrega de la XIX Distinción "Compás del Cante 2002". 

Me gusta
RSS
Fundación Cruzcampo Copyright by Fundación Cruzcampo 2011. All Rights Reserved